martes, 15 de noviembre de 2016

Los Egrégores se Alimentarán de tu Preocupación, Angustia y Tristeza



Los Egrégores se Alimentarán de tu Preocupación, Angustia y Tristeza
Una palabra que tal vez te resulte nueva: “Egregor”, tiene que ver con tus pensamientos. ¿Recuerdas a ese personaje de los Picapiedra a quien todas las desgracias lo perseguían y siempre tenía encima de él una nube negra?, pues eso no era una nube, en realidad era un Egregor.
“Egregor” [Del griego Egregoroi] significa velar. Egrégora también proviene del mismo término y designa la fuerza generada por la sumatoria de las energías físicas, emocionales y mentales de dos o más personas cuando se reúnen con cualquier finalidad.
A los Egrégores Eliphas Levi, el escritor ocultista francés, los denomina príncipes de las almas. Rizardo da Camino en su Diccionario Masónico, dice que es un “Cuerpo Místico que se forma con sus propias peculiaridades, después de la apertura del Libro Sagrado, cuando todos se unen con las mentes para el acto de crear”.
Al Egregor se le supone un centro de conciencia dévico, entendiendo por dévico a las reacciones del espacio por cualquiera de los estados de conciencia humanos.
El término Egregor se usa dentro del mundo de la magia para designar a seres que se forman gracias a nuestros pensamientos y los de un grupo de personas. Son entidades que cobran vida y vibran de acuerdo a lo que pensemos en la antigua Grecia significaba Ángeles o hombres de la luz de Dios. Son también transmisible de un individuo a otro, o de una mente a otra, o de una generación a la siguiente.
Los pensamientos son energías que se acumulan en nuestros cuerpos y otra parte de ellos se expande y sale a la atmósfera. Son cuerpos, tienen masa y al salir de nuestro cuerpo mental adquieren vida, personalidad, son una entidad que entra a funcionar según la dirección que les hemos dado, nuestro cuerpo humano no esta capacitado para ver a simple vista estas energías, sin embargo, si las sentimos y nos afectan, ya sea de forma positiva o negativa.
Estos seres sutiles no son buenos ni malos, solo son frecuencias a las que alimentamos… así que debemos tener cuidado con lo que pensamos a solas y públicamente.......http://www.infomistico.com/portal/mundo-paranormal/los-egregores/

 http://contraperiodismomatrix.ning.com/group/vuestras-experiencias-paranormales?commentId=4708718%3AComment%3A155562&xg_source=activity

martes, 1 de noviembre de 2016

Chamanas


80
La mujer mujer aportó a la Humanidad numerosos hechos culturales y sus creaciones surgen de sus necesidades cotidianas. Se la reconoce como iniciadora o inventora de cosas tan importantes como la agricultura, diversas técnicas de transformación de productos alimenticios, la antigua farmacopea, el uso de minerales, cerámica y alfarería para almacenar productos, técnicas para curtir pieles o para tejer sus vestimentas y abrigos, herramientas que le ayudasen a realizar sus quehaceres diarios, etc…
Rescatemos el papel jugado por la mujer en los inicios de la cultura humana: cuidaba a sus hijos y les brindaba educación, adoptando rol de educadora; sanaba a los enfermos o heridos, siendo entonces curandera, se ocupaba del culto a la Gran Diosa Madre como su sacerdotisa, y podía ser todo aquello que fuera necesario. La madre era la jefa de las bandas y tribus que iban de un sitio a otro en la etapa nómade, cuando aún no se habían domesticado plantas y animales, y los alimentos se extraían directamente de la Naturaleza. Como cabeza de familia, tenía dentro de estas formaciones el papel principal. Era el centro del hogar y de la civilización en sí misma, ya que constituía la figura más importante, la que no podía faltar en función de la continuidad de esa sociedad.
Analicemos entonces las múltiples funciones de la mujer. Dar vida, preservarla por medio del alimento y de la sanación, protegerla a través de su comunicación con la Gran Diosa y acompañar a las personas en el momento de su muerte.
Es lógico pensar que se consideraba a la mujer como un ser con un inmenso poder. Un poder mágico. Un gran secreto. Este poder prodigioso, con el advenimiento de las culturas patriarcales, se constituyó en una de las preocupaciones principales de la parte masculina de la población: los hombres querían tomar, controlar y emplear ese poder para sus propios fines. Para lograr este objetivo, debían anular la figura de la mujer como centro de la sociedad, degradarla, someterla. Pasamos entonces de ser chamanas y sacerdotisas a convertirnos en curanderas y brujas.
 
¿Qué significa realmente el término chamana? :
Ella era la mujer sabia que dominaba el arte de utilizar las energías para la sanación íntegra de la persona: el cuerpo, la mente y el espíritu. Es por eso que, en las tribus aborígenes de Estados Unidos, se la conocía con el nombre de “mujer medicina”.  En las sociedades primitivas, se recurría a ella no sólo para que utilizara su poder de sanadora en caso de enfermedad. También era buscada cuando eran necesarios consejos ante cualquier contingencia, ya que se la consideraba una mujer experimentada, y por lo tanto sabia. Su función como partera era vital para preservar la salud tanto de la madre como de los nuevos bebés que ayudaba a nacer, y de esta manera ayudar a la preservación de la vida. Del mismo modo, estas mujeres facilitaban el nacimiento de las almas en el Otro Mundo, asistiendo a las personas en el momento de la muerte. También se las conoce como “Mujer de Conocimiento” o “la que Sabe”.
El arte de poseer el dominio sobre el reino de los espíritus y sobre las energías, para ser aplicado en la curación física pertenecía con exclusividad a las mujeres. Con la llegada de las sociedades patriarcales este arte fue usurpado por los varones prácticamente en todas las culturas. Así, la palabra “chamán” comenzó a asociarse al hombre que sanaba, y las mujeres que antiguamente ejercían la función de “chamanas” comenzaron a ser designadas con el término “bruja”, cuyas connotaciones eran negativas. La bruja no sana, ni está relacionado con lo bueno. Esta palabra ha sido utilizada para denigrar a la mujer sabia y para justificar el asesinato de millones de mujeres, durante el período de la Inquisición.
La palabra “curandera” es también utilizada para definir la antigua función de chamana. En la actualidad este es un término frecuentemente asociado a la “ignorancia” y a la “superstición”. Pero la realidad nos demuestra que aún hoy, en poblaciones en donde la distancia no permite a sus pobladores acceder a hospitales o clínicas, son estas curanderas las responsables de velar por la buena salud de la comunidad.
Veamos las cosas con perspectiva, nosotras quizá no seamos brujas. Pero sí nos consideramos, a partir de la revalorización de nuestra unión con la Diosa y de nuestros arquetipos internos que realizamos en este libro, como “sacerdotisas”. Sacerdotisas de nosotras mismas. Pero ¿sabemos lo que ese término implica en realidad? Veamos que nos dice de él una experta en el tema:
“Sacerdotisas: el papel de sacerdotisas fue tan fuerte en esta época (matriarcado),
estas mujeres de la aldea eran expertas en magia de la naturaleza, la curación y las relaciones entre las personas y tenían la capacidad de interactuar con las estaciones, su propio ciclo menstrual y su intuición, ayudaba y guiaba a sus semejantes en lo concerniente a la vida y la muerte, actuaba como iniciadora y transformadora valiéndose de los rituales de transición, y dirigía las ceremonias estáticas que llevaban la unión, la fertilidad y la inspiración a su pueblo”.
“Estas mujeres simbolizaban el equilibrio de la conciencia y las energías femeninas dentro de la sociedad y de la religión de la Diosas. Las sacerdotisas, hechiceras, chamanas o brujas tienen la capacidad de transmitir los poderes de lo divino y esta es una capacidad típicamente femenina que proviene del propio conocimiento del ser. Convertirse en sacerdotisa significa bucear interiormente.”Ahora que conocemos bien la historia y el significado de los términos recordemos, buscando en nuestra memoria ancestral, toda esa sabiduría olvidada y esa comunión con nuestros poderes perdidos. Rescatemos a la chamana, a la curandera, a la bruja y a la sacerdotisa que llevamos en nosotras y hagámosla renacer en nuestro interior.
IMG_18073762198678

viernes, 23 de septiembre de 2016

MITAKUYE OYASIN “TODOS ESTAMOS RELACIONADOS”



 

En alguna ocasión habrás escuchado estas palabras al final de un escrito o en una ceremonia chamánica, y Mitakuye Oyasin es el final del rezo. En otras creencias encontramos las palabras Amen, Bendiciones, Así sea, Namaste..
En la tradición Lakota, Mitakuye Oyasin son las palabras que se utilizan para finalizar todas las ceremonias. Significa “todos mis parientes”. Para los Lakota no sólo estamos unidos a nuestros familiares consanguíneos, sino también a todos los seres humanos que habitan  la Tierra y todas las criaturas vivas como son los animales y plantas. Todos somos familia.
Las plantas y los animales nos ayudan a curar las enfermedades del cuerpo y el espíritu, son sagrados y deben ser tratados con respeto . Por eso se incluyen en los rezos, no sólo pedimos por nosotros sino por todos los seres vivos ya que ellos también forman parte de Wakan Tanka( Wakan Tanka es el Gran Misterio, comúnmente se traduce como Gran Espíritu, es lo Sagrado, la Divinidad).
Cuando nos alimentamos, tanto el agua que nos sacia la sed, los animales, los alimentos o frutos que nos da la Madre Tierra son sagrados, nos aportan todo aquello que necesitamos. Sin ellos y sin la Tierra, el Sol, el cielo o la Luna no podemos concebir nuestra existencia.
Es importante ser consciente del significado de las palabras de Mitakuye Oyasin.
Es un concepto de profundo conocimiento. Cuando pasamos de ser un yo a formar parte de un Todo. Mitakuye Oyasin tiene poder, el poder de conectar nuestro Ser con la Totalidad. Cuando comprendes que si no maltratas a los que amas tampoco debes hacérselo a la Tierra o a los que en Ella habitan. Cuando nos demos cuenta de que perder la conexión con la Tierra no sólo nos hace perder poder y nos enferma, sino que hacemos que nuestro entorno también se enferme. Cuando las palabras dejen de ser sólo palabras para ser comprensión y poder,  nuestro mundo mejorará.
Nosotros necesitamos de la Tierra para subsistir, los árboles para que nos den oxígeno, los pequeños insectos para que realicen la labor por la que han sido creados. 
La idea es poder vivenciar y ser Mitakuye Oyasin en lo cotidiano, descubriendo la sacralidad en todo lo que nos rodea y en los semejantes…
Todos nos necesitamos, todos estamos conectados, todos somos medicina, tenemos poder y formamos parte del espíritu, Todos Somos Parientes.
Mitakuye Oyasin
Aho! 

domingo, 11 de septiembre de 2016

Los Cuatro Cuerpos Inferiores


9) – Los Cuatro Cuerpos Inferiores – Son los vehículos del alma incorporados en los planos de la materia. Ellos incluyen los cuerpos: etérico o de la memoria, mental, emocional y el físico; cada uno de los cuales se manifiestan en su respectivo plano. Ellos son impermanentes y mortales (el etérico siendo semi-inmortal), y proveen al alma con la oportunidad de tomar dominio sobre el mundo de la forma y elaborar su salvación en preparación para la ascensión. No están tan separadas las identidades como facetas integradoras, en la gama del individuo en experiencia e influencia. Aunque uno puede, por ejemplo, sentir una cosa mientras está pensando en otra, es la integración de las dos en el punto central de la conciencia o auto conocimiento, que determina la condición del individuo y es el sometimiento de cada uno de sus vehículos de libre expresión en el eje de su libre albedrío, el que permite al individuo de ir y tener dominio sobre su mundo. Los cuerpos son: 1) El Cuerpo Etérico – Uno de los cuatro cuerpos inferiores del hombre, que corresponde al elemento del fuego y al primer cuadrante de la materia, llamado la envoltura del alma y que sustenta el diseño interno del plan divino y la imagen de la perfección crística que está llamada a representar en el mundo de la forma. Llamado también cuerpo de memoria. 2) El Cuerpo Mental – Uno de los cuatro cuerpos inferiores del hombre, que corresponde al elemento aire y al segundo cuadrante de la materia; del cuerpo que se espera que sea el vehículo, o el recipiente, de la mente de Dios o mente del Cristo. Haya, pues, en vosotros esta mente – Universal – que hubo también en Cristo Jesús. Hasta que no es avivado, este cuerpo sigue siendo el vehículo de la mente carnal, a menudo llamado cuerpo mental inferior, en contraste con el Cuerpo Mental Superior, sinónimo de Yo Crístico o de conciencia crística. 3) El Cuerpo Emocional – Uno de los cuatro cuerpos inferiores del hombre, que corresponde al elemento agua y al tercer cuadrante de la Materia; el vehículo de los deseos y sentimientos de Dios, que se manifiestan en el ser del hombre. Llamado también cuerpo astral, cuerpo de los deseos y cuerpo de los sentimientos. 4) El Cuerpo Físico – Es el más denso de los cuatro cuerpos inferiores del hombre, correspondiente al elemento tierra y al cuarto cuadrante de la Materia, el cuerpo que es el vehículo para la estancia del alma en la tierra y el foco para la cristalización en la forma de las energías de los cuerpos etérico, mental y emocional.

Fuente:http://www.eraespiritualdeoro.com/2013/04/04/los-cuatro-cuerpos-inferiores/